A fuerza de quinina se curan la malaria indígenas del Caura

El paludismo o “Wesoichay” traducido en ye’kwana, es una de las enfermedades infecciosas que ha tenido mayor impacto en las comunidades de los pueblos indígenas ye’kwana y sanöma a lo largo y ancho de la cuenca del Caura en el estado Bolívar. En los últimos 15 años el paludismo se ha intensificado por la llamada “fiebre del oro”

Las comunidades afectadas llevan años haciendo los planteamientos correspondientes a las autoridades locales, regionales e incluso nacionales, y aunque algunas ya cuentan con formación en prevención y control de las enfermedades, una gran parte de ellas no cuenta aún con servicios para el diagnóstico y tratamiento.

En el periodo 2005 – 2007 se presentó el proyecto Wesocichay, con el apoyo de Ministerio del Poder Popular para la Salud e instituciones privadas, una iniciativa que tenía como objetivo prevenir  y controlar  la malaria a largo plazo en las poblaciones indígenas del Caura. Sin embargo, como tantos otros, el proyecto reposa en una gaveta.

La falta de atención médica adecuada ha provocado que sean cada vez más comunes las complicaciones en los pacientes con malaria, que han terminado con su muerte en muchos casos.

Este mismo año fallecieron dos adultos indígenas ye’kwana, uno la comunidad de “Entre Ríos” y la otra paciente en “Tadakwaña” por la falta de medicamentos.

Otro factor en contra es el difícil acceso a la zona y la falta de atención inmediata (apoyo aéreo) para atender los casos que necesitan intervención urgente.

Entre julio y agosto pasado en la comunidad indígena Chajuraña, se diagnosticaron 10 casos positivos de malaria. Estas personas no pudieron salir a la población de Maripa a buscar el tratamiento, y contaron sólo con la medicina tradicional para aplacar los síntomas de la enfermedad.

Esta irregularidad debe ser una alerta para que las autoridades correspondientes se encarguen de que los medicamentos se encuentren permanentemente en los diferentes centros de salud indígena, donde también se debe garantizar la formación permanente de la comunidad, sobre las medidas de prevención y atención, no sólo de la malaria, sino del resto de las enfermedades endémicas de esta zona del municipio Sucre de Bolívar.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Waraos de Bonoina alertan ataques de murciélagos

Las mordidas de murciélagos se agudizan en la población, los niños son los más afectados por los ataques que se aumentan en la oscuridad, potenciado por la falta de luz en las comunidades. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los […]