Asamblea Nacional debate sobre el ecocidio del Arco Minero

Las comisiones de Política Exterior y Contraloría de la AN organizaron el Foro Arco Minero:» El peor ecocidio de la historia», en donde participaron líderes de las diferentes tendencias políticas (oposición y chavismo) quienes acordaron activar acciones nacionales e internacionales para detener la devastación que está generando la explotación de la zona creada vía decreto presidencial N° 2248 en febrero de este año.

Entre los panelistas destacaron el constituyente Freddy Gutiérrez, la ex ministra Ana Elisa Osorio; el ex rector de la Universidad Indígena de Venezuela, Esteban Emilio Mosonyi Szász, el mayor general (r) Clíver Alcalá Cordones, el militante social Santiago Arconada;  y el politólogo y dirigente de Marea Socialista Nicmer Evans.

A juicio del presidente de la Comisión de Política Exterior, Luis Florido afirmó que el “Arco Minero es una situación de alarma que tiene que unificar al pueblo de Venezuela sin importar tendencias políticas para oponerse a este ecocidio del régimen de Maduro que quiere lucrarse desangrando el patrimonio natural de los venezolanos”.

Freddy Gutiérrez, considera que con el decreto 2248 el presidente Maduro dictó la amputación de la República Bolivariana de Venezuela «decidió amputar 112 mil kilómetros cuadrados del territorio nacional, espacio que es más grande que Cuba, Irlanda o Croacia».

El constituyente cuestionó que una de las primeras compañías contratadas por el Estado para la explotación del Arco Minero del Orinoco (que abarca parte de los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro) sea la Gold Reserve Inc de Canadá «una empresa que perjudica tanto a Venezuela, que si el Estado resuelve algún convenio, será la Gold Reserve la que cobraría los beneficios» dijo agregando que esta compañía tiene muy mala fama en su país y que el gobierno no tomó en cuenta eso.

Por su parte, Esteban Emilio Mosonyi Szász alertó sobre la posibilidad de una limpieza étnica en el país. «Ese desarrollo del Arco Minero no es otra cosa que una posibilidad mortal, es el fin de Venezuela, de un país, es un ecocidio. Aún si se explotara solamente la mitad del arco, el golpe sería mortal».

Cree que no sería posible que los pueblos indígenas conserven sus comunidades una vez que se instalen las 30 u 80 primeras compañías en el arco «ya la deforestación y el desplazamiento está causando estragos y eso se está viendo en los micros que está transmitiendo el propio gobierno». Criticó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) por desestimar la solicitud de nulidad del decreto alegando que los argumentos son insuficientes.

A su turno la ex ministra de Ambiente, Ana Elisa Osorio, afirmó estar segura de que Hugo Chávez Frías jamás hubiese permitido un decreto como el 2248, por eso llamó a la bancada del Gran Polo Patriótico a respetar los ideales del máximo líder de la Revolución Bolivariana y defender el legado natural del país. «El impacto de este decreto sobre la nación es extraordinariamente negativo. Cuando nos quedemos sin los ríos Caroní y Caura, será muy difícil recuperarnos».

Calificó el decreto como una tragedia que contaminará los principales ríos del país y todos sus afluentes, con las consecuencias dramáticas de afectar las represas. Recordó que la explotación minera utiliza sustancias químicas altamente tóxicas como el arsénico, cianuro y mercurio.

Para Santiago Arconada, con el decreto dictado por el presidente Maduro se está dando una puñalada a la cuenca hidrográfica más importante del país. «Se está autorizando hacer una merengada de cianuro y arsénico en la cuenca del Orinoco. En vez de reconsiderar el trato que le hemos dado, resolvieron vender la madre agua en función del capitalismo y para resolver el desfalco al que nos han sumido».

Por su parte, el dirigente de Marea Socialista, Nicmer Evans, pidió a los diputados que propongan una investigación para conocer qué personajes del gobierno y de la oposición están interesados en la explotación del Arco Minero del Orinoco «lamentablemente un sector de cada bando se frotan las manos cuando de ‘extractivismo’ minero y fuga de capitales se trata»- indicó al tiempo de señalar que se debe indagar qué está detrás del arco y quién se enriquece con éste.

Con información de Aporrea.org

 


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

15 comunidades indígenas de Amazonas afectadas por las lluvias

El gobernador de Amazonas, Miguel Rodríguez, anunció vía Facebook que comunidades remotas ubicadas en el municipio Río Negro se han victo afectadas por la crecida del rio Pasimoni y el brazo Casiquiare, que recibe aguas del Orinoco y que comunica la cuenca de éste con la cuenca del rio Amazonas a través del río Negro. […]