Ministerio de Salud confirma sólo un posible caso de polio en La Playita de El Volcán

A la difteria y el sarampión, se suma una nueva amenaza para la salud de los waraos del Delta. La Red Defendamos la Epidemiología Nacional viene denunciando el resurgimiento de la polio en comunidades indígenas del Delta.

Según los datos reseñados por la organización médica, se han registrado 3 casos de parálisis flácida aguda en Delta Amacuro por este virus. Los casos fueron identificados en la comunidad indígena warao que habita La Playita del Volcán, donde la cobertura de vacunación es baja.

El primer caso se habría registrado a mediados de abril de 2018, cuando un niño de cinco años presentó imposibilidad de caminar y dolor en la región lumbar, dos señales de alerta de la enfermedad. Las pruebas fueron enviadas al Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (Inhrr), que identificó el virus polio tipo 3 en los cultivos. El pequeño no tenía antecedentes de hacer recibido vacunas.

El equipo del Observatorio  de los Derechos Indígenas Kapé Kapé se dirigió hasta la comunidad de La Playita de Volcán, para constatar la situación de los menores que han presentado los síntomas, aunque de entrada los residentes señalaron que desconocían la existencia a de la enfermedad, se conoció la existencia de dos niños con síntomas asociadas a este padecimiento.

Gabriela García, madre de Abraham Pérez de 2 años, refirió a Kapé Kapé que el niño comenzó con un cuadro de fiebre y dolor de pierna, ante los síntomas, la madre ló llevó al Materno Infantil Oswaldo Ismael Brito de Tucupita, donde recibió tratamiento para la fiebre y el dolor.

La madre relata que con el paso de los días el pequeño Abraham fue perdiendo la fuerza en las dos piernas. Tras 28 días de hospitalización, fue dado de alta el 28 de mayo, sin explicarle las razones por las que el niño ya no podía caminar.

El segundo caso es el de Yotseli Avila, de 7 años, su mamá Mileidys Ávila, contó que la niña pasó 2 meses hospitalizada a causa del sarampión. Días antes de su hospitalización, sufrió una caída y desde ese momento comenzó a caminar con dificultad y  decía que le dolía. Hoy en día la niña no puede caminar y se sienta con ayuda de su mamá o de algún familiar.

La epidemióloga del Ministerio del Poder Popular para la Salud, Trina Pérez, forma parte del equipo que hace seguimiento a estos casos, afirmó que la presencia de estos casos se trata de un evento “aislado”.

“No es verdad, no hay circulación, se trata de un evento, que puede ocurrir después de vacunar, pero en poblaciones que no han cumplido de manera adecuada su esquema de vacunación, pero hay circulación del virus salvaje que pueda propagarse rápidamente. No es así”.

La doctora indicó que el protocolo indica hacer la vigilancia epidemiológica de casos sospechosos y que este procedimiento no debe alarmar a la población porque se trata de una conducta rutinaria.

Pérez aclaró que el caso en seguimiento hasta el momento es el del niño Abraham Pérez “pueden presentarse casos con las mismos síntomas, pero por diferentes razones. El caso puntual es el caso del niño, que hemos venido a investigar, un solo evento sospechoso, es un niño con algunos desequilibrios hidroelectrolíticos que pudieran generar algunas situaciones que tienen signos compatibles con otra enfermedad, sin que eso signifique que la persona tiene la enfermedad”.

La representante del Ministerio de Salud ratificó que la enfermedad se mantiene en fase de erradicación en el país.

Funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud también forman parte también del equipo que está haciendo seguimiento del caso, y de igual manera trabajan en el plan de vacunación contra el sarampión y la difteria.

La visita también contempla el levantamiento de muestra de heces a los niños en edades comprendidas entre 1 y 15 años, para realizar estudios de laboratorios con el fin de detectar otro tipo de enfermedades que pudieran estar presentes en la zona.

En la comunidad de La Playita de Volcán viven unas 200 familias, la mayoría tienen 20 años sin hogar.

Además de la situación de vivienda, en la zona destaca la presencia de cuadros de fiebre, vómito y diarrea, que afectan mayoritariamente a los niños y niñas.

La comunidad también refirió que  entre los meses de abril y mayo fallecieron 4 niños por sarampión.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Waraos de Bonoina alertan ataques de murciélagos

Las mordidas de murciélagos se agudizan en la población, los niños son los más afectados por los ataques que se aumentan en la oscuridad, potenciado por la falta de luz en las comunidades. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los […]