Niños waraos son víctimas de enfermedades bucales, desnutrición y parásitos

Con las barrigas abultadas, llagas en el cuerpo y las caritas pintadas con barro y caries sobreviven los niños waraos de las comunidades de El Caigual y Los Güires del estado Delta Amacuro.

Más de 300 niños son afectados por diversas enfermedades infecto contagiosas en estos sectores ubicados apenas a  una hora de la capital deltana.

“Se requiere una atención sanitaria urgente: desparasitación, odontología, antibióticos, medicinas, atención para estos niños waraos” sentenció  la trabajadora social de la Fundación “Ricurita  Arlys”, Arlys Obdola.

Niños con edades comprendidas entre los 8 y 12 años, con ropitas desechas o con su piel desnuda,  deambulan por la única vía de la comunidad en busca de frutas silvestres que alivien el hambre ante la falta de alimentos y proteínas.

De igual forma, se pudo conocer la presencia del sarampión en las comunidades. Al respecto, la dirigente indígena Belkis de Tineo anunció  los operativos de salud que se llevan en las comunidades.

“Hace 15 días, se efectuó una jornada de vacunación contra el sarampión, la difteria y la poliomielits y la mayoría de los padres escondieron a los niños al percatarse de la presencia de los paramédicos”.

En la comunidad de El Caigual funciona un ambulatorio “hay un médico venezolano, pero no tenemos medicina, sólo hay paracetamol en esto momento” informó la enfermera de guardia que solicitó reservar su nombre por resguardar su empleo.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística, según el censo 2011, el 21% de la población de Delta Amacuro vive en extrema pobreza.

La organización Cáritas de Venezuela anunció que en el transcurso del 2018 podrían fallecer por desnutrición unos 280.000 niños en el país.

También,  el Observatorio Venezolano de la Salud, señala en su informe que alrededor del 60% de la población infantil del país presenta algún grado de desnutrición.

De igual forma, la fundación Ciudadanía en Acción, reporta que el estado Delta Amacuro es la tercera entidad con mayor desnutrición crónica en su población infantil, después de Amazonas y Apure. Sin embargo, no hay datos, ni cifras actualizadas sobre la salud de la infancia en la entidad.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Waraos de Bonoina alertan ataques de murciélagos

Las mordidas de murciélagos se agudizan en la población, los niños son los más afectados por los ataques que se aumentan en la oscuridad, potenciado por la falta de luz en las comunidades. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los […]