Padres indígenas denuncian ejecución de su hijo por el FAES en Tucupita

En horas de la mañana del jueves 18 de julio le avisaron que su hijo “había sido abatido en un enfrentamiento armado”  con la Fuerza de Acción Especial  (FAES) en un sector de la carretera nacional.

Milvida Rodríguez, madre de Osmar Luis Zacarias, de 24 años,  asesinado por el cuerpo de Fuerza de Acción  Especial (FAES), relata que la madrugada de ese día su hijo salió hasta el Centro de Diagnóstico Integral  (CDI) de Tucupita con la finalidad de hacer unos exámenes para una intervención quirúrgica por una hernia que padecía desde hace tiempo.

“Lo secuestraron y se lo llevaron desde la cercanía del CDI y lo asesinaron en un tramo de la carretera nacional, en el sector de Las Malvinas, para luego justificar la ejecución como un enfrentamiento armado” señala Rodríguez.

De igual forma, Antonio Zacarias, padre del joven, afirma categóricamente que su hijo nunca accionó un arma “es un gran montaje, allí están las pruebas, en las fotografías montadas aparecen con una pistola y en las otras fotografías aparece otra arma” sostiene Zacarias.

De acuerdo al testimonio del padre, el joven asesinado, que era conocido como Juti,  fue ajusticiado por la FAES “un cuerpo de seguridad del gobierno asesinó a mi hijo, es una ejecución extra judicial” sostiene agregando que se dedicaba a la reparación de motos y trabajos independientes vendiendo productos alimenticios en las cercanías del mercado municipal.

“Lo que más me duele es que me entregaron el cuerpo de mi hijo en el día de su cumpleaños, a las siete de la noche, cuando cumplía 24 años, me entregaron su cadáver” sostiene Milvida Rodriguez, madre indígena miembro del pueblo warao. De igual forma, el padre desmiente categóricamente que su hijo fuera miembro de una mafia organizada de alta peligrosidad.

“Es una gran infamia, mi hijo no pertenecía a ninguna banda organizada, ni siquiera tenía zapatos, utilizaba los zapatos de su hermano para salir hasta el centro” sostiene  la madre al referirse al reporte oficial donde señala que el “abatido” era líder negativo de la banda “El Culón”, una organización criminal de alta peligrosidad en la región.

“Reconozco que mi hijo no fue un santo, él tenía sus vicios, consumía no lo voy a negar; es más, hace 15 días fue detenido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) mientras trabajaban como bachaqueros y fue llevado e investigado por el sistema y salió limpio, no era solicitado” afirma Zacarias.

Ese jueves 18 de julio,  la FAES dio el resultado de la operación de seguridad llevada a cabo y dio como balance la muerte de dos personas por enfrentamientos con el cuerpo de seguridad, que fueron identificados como Osmar Luis Zacarias de 24 años (Juti) y, otro joven del mismo barrio que fue mencionado como el “Cusi”, identificado como Harrison Madrid.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

En el último mes se han registrado 4 protestas en comunidades indígenas de Amazonas por el colapso de los servicios

La falta de atención y respuesta satisfactoria de las instituciones y autoridades competentes ha obligado a los habitantes de comunidades indígenas del municipio Atures de Amazonas a salir a la vía pública a manifestar su descontento. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más […]