Al menos 2 mil mineros ilegales operan en el Parque Nacional Yacapana

La más reciente publicación del Grupo de Investigaciones sobre la Amazonía (GRIAM), que cita como fuente a la organización SOS Orinoco, señal al Yacapana como el más afectado y con mayor grado de devastación en Amazonas, por la extensión de superficie destruida y por la presencia de 2.000 mineros ilegales.

Lo que ocurre en el Yapacana, declarado como parque nacional mediante el decreto 2.980 del año 1978 y protegido por la prohibición de minería en el estado Amazonas por el decreto 269 del año 1.989, no es secreto para nadie en el estado. Las autoridades civiles y el estamento militar tienen conocimiento de las actividades ilegales desvastadoras de la vegetación, agua, tierra y animales de este ecosistema, del que unos pocos hacen uso indiscriminado, sin importar las graves consecuencias ambientales que generan para muchos.

Los aproximadamente 2.000 mineros que hacen práctica ilegal en el parque nacional Yapacana son venezolanos y otros extranjeros, específicamente colombianos, quienes se trasladan desde los departamentos  Vichada y Guainía, de este último es de donde va la mayor parte de provisiones logísticas y alimenticias que sustenta el desarrollo de la actividad ilícita. Mientras que el combustible lo llevan desde Puerto Ayacucho hacia Morganito, principal punto de partida  del contrabando de combustible en la zona.

Un tambor de gasolina puesto en las minas cuesta entre 15 y 21 gramas de oro y en el mismo participan tanto civiles como militares. Cita el informe del GRIAM-SOS Orinoco que en el parque Yapacana también hacen presencia grupos irregulares colombianos como la guerrilla del ELN, quienes tienen el control de toda la actividad minera.

Vale destacar que las personas que parten de Puerto Ayacucho, con o sin mercancía, para trasladarse hasta las minas ilegales del parque Yapacana deben pasar aproximadamente 11 alcabalas militares desde Puente Cataniapo  hasta Cárida, y estas alcabalas deberían servir como filtro para evitar cualquier tipo de actividad y comercio ilegal. Según conoció Kapé Kapé, también hay puntos de control instalados por las autoridades indígenas para controlar el acceso de las personas hacia la zona del Yapacana.

La publicación del GRIAM, que cita a SOS Orinoco, señala que de acuerdo a trabajos de detección por imágenes satelitales en el parque nacional Yapacana existen aproximadamente 36 sitios de actividad minera.

Kapé Kapé logró identificar entre los conocidos por la población y que son los sitios a donde se trasladan, las minas Cacique, Mina 24, Caimás, Caño Jabón, Caño Grande, Mendehake, La Cocina, Piedra, Platanilla y Mina Nueva, Cerro Moyo,  entre otras.

La organización SOS Orinoco estima en los últimos 5 años se incrementó la extensión de uso minero y devastación a 238 hectáreas y concluye que actualmente son más de 1.290 hectáreas la totalidad del área afectada en dicho parque por el avance de la minería ilegal.

De acuerdo a esta organización, otra zona del estado Amazonas con graves afecciones por la minería ilegal es el Cerro Aracamuni, ubicado en el área del Parque Nacional Serranía La Neblina, cuya jurisdicción se encuentra dentro del Municipio Rio Negro.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated