120 waraos serán reubicados en prevención del COVID-19 en Pacaraima-Brasil

En prevención de un contagio masivo de Covid-19 en el refugio de los indígenas waraos instalados en la frontera de Brasil con Venezuela, un grupo de waraos vulnerables serán reubicados a lugares estratégicos.

La población mayor de 70 años, niños menores de un año, mujeres embarazadas y las personas con algunas afecciones respiratorias serán reubicadas en sitios seguros por las autoridades de Brasil, coordinadas por funcionarios del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), funcionarios del ejército de Brasil, la iglesia católica la, según información confirmada por la lidereza warao del refugio, Alejandrina González de Zapata.

La dirigente indígena es docente, jubilada de 70 años, y junto a su esposo Ignacio Zapata, integran la lista de personas con mayor riesgo al Covid-19 que serán trasladadas a albergues más estratégicos en la localidad de Pacaraima.

De acuerdo al testimonio de González, en el refugio conviven 570 waraos en condiciones de migrantes desde el Delta del Orinoco. En este espacio también se están reforzando las medidas en prevención de contagio en la población indígena que se encuentra confinada en el albergue.

“Son 120 personas, entre niños, adultos y mujeres embarazadas que seran reubicados en espacio más acorde” sostiene Alejandrina, al mencionar la atención por parte de las autoridades brasileñas, la iglesia católica, las instituciones internacionales y organizaciones de derechos humanos.

Al respecto, el Centro Gumilla, advirtió en la primera semana de abril la fragilidad y el riesgo que presentan los refugios y asentamientos de migrantes indígenas venezolanos en Brasil y describió la situación de los waraos como “una bomba de tiempo” por la deficiencia de salubridad, aguas blancas y negras en los albergues.

En su reporte, el Centro Gumilla hace énfasis en la vulnerabilidad en el sistema de defensa inmunológica de la población warao “tienen mayores probabilidades de contraer enfermedades contagiosas porque nunca han recibido atención sanitaria” señala en su pronunciamiento.

Alejandrina González asegura que el refugio de Pacaraima, albergue que arropa a 570 waraos venezolanos, se encuentra abarrotado, sin embargo, hasta la tercera semana de abril, no se ha detectado caso positivo ni sospechoso  del COVID-19.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Waraos de Bonoina alertan ataques de murciélagos

Las mordidas de murciélagos se agudizan en la población, los niños son los más afectados por los ataques que se aumentan en la oscuridad, potenciado por la falta de luz en las comunidades. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los […]