AN declara como “oro de sangre” todo material aurífero extraído en la Amazonía venezolana

La Asamblea Nacional declaró como “oro de sangre” todo el material aurífero que se extrae ilegalmente de los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, y señaló que queda prohibida su venta, comercialización y circulación en todo el territorio nacional, así como su exportación.

La declaratoria se desprende de un acuerdo de la Asamblea Nacional en rechazo al “criminal uso del oro de sangre y demás minerales extraídos de forma ilegal, para la adquisición y contrabando de productos y materiales por parte del régimen usurpador de Nicolás Maduro y grupos delictivos por él auspiciados”.

“Toda la producción de Guayana es oro aluvional e ilegal; no tenemos ninguna producción de la mediana minería en estos momentos”, aseguró el diputado José Ricardo Salazar, miembro de la comisión permanente de Finanzas, quien resaltó que hace años empresas como Minerven operaban conforme a la Constitución Nacional y cumpliendo planes de manejo ambiental.

Entre las justificaciones de la declaratoria, la AN indica que el 15 de enero de 2019 declaró formalmente la usurpación de la Presidencia de la República por parte de Nicolás Maduro y, por lo tanto, son nulos todos los supuestos actos emanados del Poder Ejecutivo. Asimismo, señala que es este régimen usurpador el que mantiene y auspicia el descontrol en las áreas de explotación minera al sur del país, conocido como el Arco Minero, “cuya exploración, explotación y comercialización está concentrada en la empresa Compañía Anónima Militar para las Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Caminpeg)”.

Con la declaratoria de “oro de sangre”, el Parlamento acuerda notificar a la comunidad internacional “a fin de alertar sobre la ilicitud de los negocios realizados en torno a ello” y responsabiliza al régimen de Nicolás Maduro por las consecuencias que estas actividades han tenido en los pueblos indígenas de los estados Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro: “desplazamiento forzoso, la muerte de muchos de sus habitantes y la destrucción de sus asentamientos, de su economía y de su desarrollo social”.

En Venezuela, la minería promovida por el gobierno de Nicolás Maduro bajo el nombre de Arco Minero del Orinoco ha supuesto violencia, daños ambientales, proliferación de enfermedades, además de contrabando a través de las fronteras de Colombia y Brasil, así como las islas Aruba, Bonaire y Curazao. Con la pandemia del coronavirus, diversas organizaciones han pedido frenar las actividades extractivas en la Amazonía venezolana debido al riesgo que corren las comunidades indígenas.

Con información de Correo del Caroní


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

15 comunidades indígenas de Amazonas afectadas por las lluvias

El gobernador de Amazonas, Miguel Rodríguez, anunció vía Facebook que comunidades remotas ubicadas en el municipio Río Negro se han victo afectadas por la crecida del rio Pasimoni y el brazo Casiquiare, que recibe aguas del Orinoco y que comunica la cuenca de éste con la cuenca del rio Amazonas a través del río Negro. […]