Historia de una madre warao en cuarentena: “Gracias a los mangos pudimos sobrevivir tres días”

Mirelis Rodríguez, es una madre indígena warao de cinco hijos, de la comunidad de Volcán, en la parroquia Juan Millán, a unos 45 minutos vía terrestre desde el centro de Tucupita.

La madre warao ha dicho que desde el inicio de la cuarentena se vio seriamente afectada por las medidas de prevención por la pandemia de la COVID-19, donde suspendieron la circulación del transporte que le servía para la movilización de la compra de los productos de primera necesidad en los comercios del centro de Tucupita.

Luego de las medidas, las ventas de los combos del Clap también comenzaron a retardarse, afectando a muchas familias waraos que no cuentan con un ingreso económico para adquirir los productos importados.

Rodríguez relató que durante la semana después del día de las madres se vio seriamente afectada porque no tenía nada para alimentar a sus hijos, sólo contaban con unos mangos que los mantuvo con vida por tres días.

Hasta que se decidió caminar de 30 a 40 kilómetros para llegar hasta donde sus familiares para conseguir algo de comida y tratar de hacer trueques con sus artesanías, que con hambre y sueño se dedicó a tejerlos.

“Salí de mi casa a las tres de la mañana y llegue a Paloma a las diez, y gracias a dios que mis hermanas tenían un poquito de comida y me ayudaron entre todos, fue así que pude conseguir algo para mis hijos, sino ya hubiéramos muerto”, relato entre lágrimas la madre de cinco hijos, entre ellos unas morochas.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated