8 indígenas murieron durante los primeros 15 días de junio en el Hospital José Gregorio Hernández de Amazonas

Así lo pudo comprobar el equipo de Kapé Kapé al hacer una revisión de los casos de decesos registrados en el viejo y principal centro de salud de la capital amazonense.

En este centro de salud los primeros 16 días del sexto mes del año ocurrieron 17 fallecimientos, de los cuales 8 son miembros de pueblos indígenas que acudieron por atención médica.

De los 8 indígenas fallecidos, 5 son niños entre 3 y 12 años de edad y 3 son adultos, entre los que destaca una joven de 20 años de edad del pueblo yanomami, cuyo diagnóstico no se pudo precisar por parte de los médicos, y en este centro de salud se niega a medios de comunicación, investigadores y cualquier otro ciudadano la información sobre las causas de deceso de las personas.

Destaca en este período el fallecimiento de una madre y su hija, ambas indígenas del pueblo jivi de la comunidad Galipero, ubicada al sur de Puerto Ayacucho. Según se conoció en medios de comunicación de Puerto Ayacucho, la madre de 32 años, tenía anemia crónica y un pulmón no le estaba funcionando bien, mientras que la hija, una niña de 8 meses de edad, falleció por un cuadro de desnutrición.

Fallecieron también en este lapso niños indígenas que habitan en sectores de Puerto Ayacucho como Valle Verde y Santa Rosa mientras que los otros son de las comunidades Sector V República y Sabaneta de Guayabal. Los fallecidos tenían edades de 03 meses, 1 año, 2 años y 12 años, de los cuales 3 pertenecían al pueblo Jivi.

En cuanto a los adultos sus edades eran 37 años y 20 años destacando la indígena Yanomami oriunda de la comunidad Parima B, Municipio Alto Orinoco.

Amazonas presenta una alta tasa de fallecimiento de niños por desnutrición infantil o enfermedades asociadas. En julio de 2018, médicos del servicio de pediatría del Hospital José Gregorio Hernández de Puerto Ayacucho, denunciaron que entre enero y mayo de 2018 se registró la muerte de 36,6 niños por cada mil nacidos menores de un año en dicho centro de salud. Revelaron los médicos que 90% de los ingresos infantiles en pediatría presentan desnutrición de los cuales el 75% tienen diagnostico grave.

A parte de los 5 niños indígenas fallecidos en esta primera quincena de junio, se registró el fallecimiento de otros 3 niños, lo que eleva el total general a 8, es decir un 47 % del total de los decesos ocurridos en el período.

En junio de 2019 Unicef señaló que más de 3 millones de niños venezolanos necesitan ayuda humanitaria para cubrir sus necesidades de nutrición, salud y educación.

Con estas muertes queda en evidencia la falta de atención primaria en comunidades indígenas y hasta en barrios de Puerto Ayacucho, ocasionada por la falta de personal especializado (médicos) y de equipamiento e insumos en los ambulatorios. A esto hay que sumarle la falta de actividades de promoción de salud en las comunidades, no hay quien ofrezca consejos sobre medidas de prevención para sanear el agua para tomar y cocinar, sobre el lavado de manos, el control de las mujeres embarazadas y sobre la lactancia materna.

Todos estos elementos contribuyen a la ocurrencia de casos que comprometen y acaban con la vida de niños, ante lo cual el estado y cualquier ente asistencial debe tomar las medidas pertinentes.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Waraos de Bonoina alertan ataques de murciélagos

Las mordidas de murciélagos se agudizan en la población, los niños son los más afectados por los ataques que se aumentan en la oscuridad, potenciado por la falta de luz en las comunidades. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los […]