A casi un mes de inicio del año escolar todavía no han arrancado las clases en las comunidades warao

A casi un mes de inicio del año escolar todavía no han arrancado las clases en las comunidades warao

En al menos 320 caseríos con población warao el inicio del año académico es incierto, los niños en edad escolar desconocen la modalidad de la formación online por falta de equipos electrónicos y la cobertura de internet.

La población escolar de los municipios Antonio Díaz, Pedernales y la parte fluvial del municipio Tucupita es la más afectada por la suspensión de las actividades académicas ante la presencia de la pandemia de coronavirus que inició su contagio desde el pasado 13 de marzo de 2020 en Venezuela.

De acuerdo a las instrucciones de la Zona Educativa número 9 del estado Delta Amacuro, todas las instituciones educativas localizadas en la población indígena paralizaron desde esa fecha sus actividades.

Según datos del gremio educativo conformado por el Colegio de Profesores, seccional Delta Amacuro, el Sindicato Único de los Trabajadores del Magisterio y el Sindicato de Educadores Deltanos, Sinditeda-Fenatev, el año escolar 2019-2020 fue reprobado en 98% de los planteles educativos de las comunidades waraos y en las escuelas rurales del estado Delta Amacuro.

Jesús González, presidente del Sindicato de Educadores Deltanos, Sinditeda-Fenatev, destaca la ausencia total de cobertura de internet en la zona geográfica que corresponde a los municipios Antonio Díaz, Pedernales y la parte rural del municipio Tucupita, situación que hace imposible la implementación del sistema de educación a distancia sustentado en las herramientas tecnológicas.

Asimismo, Jhonny Zambrano, presidente del colegio de Profesores Delta Amacuro, ratifica el deterioro de la educación en las comunidades alejadas del centro de la ciudad. Además, alega que es casi imposible cumplir la estrategia de la educación a distancia con el programa de Cada Familia Una Escuela, con el agravante de que los planteles localizados en las comunidades waraos se quedaron sin maestros, ni alumnos.

El equipo de Kapé Kapé dialogó con la maestra Nuvia Moreno, docente con 16 años de experiencia quien señaló que no hay condiciones para comenzar el año escolar 2020-2021.

Los alumnos no tienen televisión, no hay señal, los docentes no tienen ni Canaima, ni teléfono inteligente y las escuelas no cuentan con redes de wifi, ni internet”, sostiene Moreno.

En su diagnóstico, Moreno asegura que existe una desmotivación muy grande en los maestros de la zona urbana: “¿Cómo salgo para trabajar con el estómago vacío?, hoy vemos docentes con los zapatos rotos y con una desmotivación muy grande ¿Cómo serán con los maestros de los caños que no cuentan ni siquiera con transporte para llegar a sus escuelas? Se interroga.

Para el gremio educativo del estado Delta Amacuro, la educación en las comunidades indígenas de los municipios Antonio Díaz, Pedernales y la parte fluvial y rural del municipio Tucupita se encuentra en terapia intensiva. El éxodo de los maestros y la migración permanente de las familias waraos desde sus comunidades de origen, junto con el factor de aislamiento severo y la ausencia total en telecomunicación, transporte fluvial y el abandono al sistema de educación en el Delta, agudiza la crisis educativa de al menos 20.000 waraos en edades escolares.

Tags: , , , , ,

Top