Ambulatorios de Atures solos y sin medicinas

Así lo pudo comprobar el equipo de Kapé Kapé en un monitoreo por los consultorios populares y ambulatorios de las comunidades de las parroquias Platanillal y Parhueña en Amazonas, donde existen instalaciones sanitarias que están sin médicos desde hace más de 4 años aproximadamente, según denuncian habitantes de las comunidades.

Tal es el caso de la comunidad Rueda, del pueblo jivi, donde atiende un auxiliar de medicina simplificada, que solo cuenta con recursos para hacer las pruebas de malaria y dar el tratamiento a aquellos pacientes que salgan positivos para la enfermedad. Es el único programa de salud que ahí funciona con relativa normalidad.

Augustín Pesquera, capitán de dicha comunidad dijo a Kapé Kapé que el auxiliar tiene que lavar las láminas para tomar las muestras de sangre para las pruebas de paludismo porque la Dirección Regional de Salud de la entidad no ofrece la dotación regularmente. Solicita a las autoridades que destinen un médico permanente para el ambulatorio Manuel Mirabal y que los doten de los insumos necesarios para su funcionamiento.

Ante la falta de atención médica y de insumos en su ambulatorio recurren a la medicina tradicional indígena con su shaman o en último recurso van al hospital de Puerto Ayacucho, de donde la mayoría de las veces regresan en las mismas condiciones por falta de medicamentos.

Desde la comunidad Platanillal, pueblo jivi, voceros del comité de derechos humanos reiteraron que el ambulatorio está funcionando, pero que le falta dotación de insumos y medicinas, las cuales hasta hace algunos meses realizaba la ONG Médicos Sin Fronteras. En el ambulatorio Enrique Gallego tienen médico, porque se trata de un indígena que es habitante de la comunidad.

Por su parte, desde el ambulatorio de la comunidad Cejal, la enfermera jivi Norma Cabare, informó que ese espacio está cerrado ya que ella fue trasladada hasta el PASI de Puente Parhueña para apoyar en las medidas de prevención y lucha contra la COVID-19.

Wilfredo Rodríguez, enfermero de la comunidad uwottuja Limón de Parhueña, informó a Kapé Kapé, que siguen sin médico, solamente él  junto con otro enfermero llamado Miltón López, atienden la comunidad. A principios de mes López, denunció a través de El Radar de Noticias que en el ambulatorio de su comunidad no cuentan con medicamentos y que se dañaron las vacunas que tenían por las fallas eléctricas.

Desde el 2018 la situación de abandono del sistema de salud en las comunidades indígenas de Amazonas se ha agudizado.

El informe de salud y enfermedades endémicas en comunidades indígenas 2019 de los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro (A.C. Kapé Kapé) arrojó como resultados que 95% de los centros de salud no cuentan con insumos médicos, 45,5 % no tienen médico y un 22% tienen personal de salud no médico, 42,9% de los encuestados consideran que los centros de salud presentan condiciones entre mala, deteriorada y muy mala mientras que un 45,45% opinó que no hay ninguna política o estrategia para enfrentar los problemas de salud en las comunidades indígenas de los estados antes señalados.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

La falta de servicios médicos sigue cobrando vidas en comunidades indígenas de Amazonas

Desde la comunidad Betania de Topocho, parroquia Parhueña, municipio Atures, del estado Amazonas, aproximadamente a 50 kilómetros de Puerto Ayacucho, Juan González, uno de sus habitantes informó sobre el reciente fallecimiento del indígena uwottüja César López, de 52 años de edad, quien tenía varias semanas enfermo, sin diagnóstico definitivo sobre la enfermedad que padecía. La […]