“Lo perdimos todo”

El duro testimonio de una de las 3 mil familias afectadas hasta ahora en Delta Amacuro.

El nivel del Orinoco alcanza los 7.56 centímetros sobre el nivel del mar. La pérdida es incalculable ante la fuerza arrolladora de las aguas que arrastran desde los enseres y las viviendas en las zonas afectadas.

Las autoridades del estado Delta Amacuro anunciaron que al menos 3000 familias se encuentran damnificadas en la entidad que se mantiene en alerta roja ante el ascenso acelerado de las aguas que amenazan con superar las crecientes históricas de los años 1976 y 2018.

LEA TAMBIÉN  Más de 3000 familias deltanas en refugios por crecida del Orinoco

Una madre indígena que se identificó como Luciana González, aseguró para el equipo de Kapé Kapé, la pérdida total de sus pequeñas propiedades que fueron arrastradas por las corrientes que mantienen el Orinoco hasta el tope del nivel de su caudal. “Los colchones fueron arrastrados por las aguas, lo perdimos todos” señaló González quien es habitante de Araguaimujo.

“Todas las familias perdieron sus cosechas, sus viviendas y sus enseres, el agua entró a la casa y obligó a las familias a guarecerse en un viejo templo religioso abandonado desde hace años por los sacerdotes”, señaló.

Las autoridades del estado aseguran que atienden al menos a 3000 familias víctimas del desbordamiento estacional del Orinoco. No obstante, más de 220 aldeas del bajo Delta se encuentran afectadas por las aguas contaminadas que arrastran los desechos de las lagunas y afectan a los peces y animales en general “hay una mortandad de pescados, las aguas se ponen putrefactas y producen las afecciones estomacales” señaló un warao que pidió reservar su identificación.

 

“La ayuda no está llegando a todas las comunidades, sólo los afectados del Delta medio reciben una mínima atención, en la población de caños abajo la asistencia es nula por completo” sostuvo el indígena warao.

De acuerdo al monitoreo de Protección Civil, la gobernación del estado Delta Amacuro y todas las fuerzas de seguridad del estado, la crecida estacional del Orinoco se perfila como una de las grandes inundaciones de los últimos 50 años.

NOTAS RELACIONADAS

Comunidades indígenas del municipio Angostura en emergencia por inundaciones

“Las personas no se quieren salir para que no les roben sus corotos”


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Los anillos del árbol de Lisa

En medio de la defensa de los territorios ancestrales y el cuidado de la familia, muchas lideresas indígenas son las últimas en la fila de sus propios derechos. Sus cuerpos, primer territorio habitado por ellas, son los primeros en enfermar. A través de la historia de Lisa Henrito, indígena pemón y defensora de la tierra […]