Lizeta Hernández pone en funcionamiento barco hospital en Delta Amacuro

A seis días de las elecciones regionales, locales y legislativas, la gobernadora del estado Delta Amacuro puso en funcionamiento la barcaza tipo ambulatorio que se encontraba a orilla de Coporito en el municipio Tucupita del estado Delta Amacuro.

Lizeta Hernández, gobernadora del estado Delta Amacuro, anunció la puesta en funcionamiento del barco hospital que se encontraba en los muelles del sector de Coporito parroquia Juan Millán del municipio Tucupita desde hace cinco años sin prestar ningún servicio. La primera mandataria anunció este 15 de noviembre el inicio del recorrido del hospital flotante por los caños del municipio Antonio Díaz.

De acuerdo a las informaciones aportadas por Hernández, el barco hospital cuenta con la clasificación de “una clínica especializada tipo II fluvial Delta del Orinoco”. Además, anunció que el ambulatorio flotante se desplaza a través de barcos remolcadores y cuenta con pequeñas embarcaciones que le sirven como equipo auxiliar de movilización por pequeños caños y ríos para tener alcance con los pacientes que se encuentran caños adentro.

Las autoridades sanitarias del estado Delta Amacuro aseguran que la infraestructura tiene capacidad de atender y albergar pacientes que requieren de hospitalización y traslados hasta centros hospitalarios de la capital y otras instituciones de salud en el país.

Asimismo, se pudo conocer que el barco hospital denominado Janoko flotante cuenta con modernos equipos tecnológicos que van desde consultorio general hasta laboratorio conectado por señales satelitales.

Sin embargo, la puesta en funcionamiento del barco hospital cuyas infraestructura tenían cinco años varado en la orilla del Orinoco, trajo reacciones de la bancada opositora que califica la acción como una maniobra de campaña publicitaria ante la cercanía de las elecciones del próximo 21 de noviembre.

Para Fátima Salazar, exdiputada del Consejo Legislativo del Estado Delta Amacuro, el hospital Janoko flotante es un barco fantasma que se encuentra inoperativo desde el año 2016, cuando se anunció oficialmente sus recorridos por las comunidades indígenas de los municipios Antonio Díaz y Pedernales.

La exparlamentaria aclaró que el barco hospital Janoko flotante fue diseñado e inaugurado en el año 2014 por las autoridades del Ministerio del Poder Popular Para la Salud y el Ministerio del Poder Popular Para los Pueblos Indígenas como parte de un plan de salud para 320 comunidades waraos del estado Delta Amacuro.

Sin embargo, Salazar señaló para el equipo de Kapé kapé que irresponsablemente el barco fue abandonado en el sector de Coporito sin prestar ninguna función y aseguró el desvalijamiento de los equipos modernos con los que contaba para brindar atención médica en cuanto a intervenciones quirúrgicas, odontología, medicina general y hasta conexión satelital, señaló.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated