Waraos hacen uso del derecho al voto en medio de denuncias sobre irregularidades electorales

Un aproximado de 35 mil electores, diseminados en 320 comunidades de población originaria, están llamados a ejercer su derecho al voto por medio del voto directo, universal y secreto este 21 de noviembre.

La población electoral indígena del estado Delta Amacuro acude a las urnas electorales este 21 de noviembre, tal como lo establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que le otorga el derecho de su participación en la renovación de las autoridades de elección popular.

En tres municipios, los electores indígenas hacen uso del derecho a elegir y ser elegido en 180 centros de votación donde se encuentran 259 mesas electorales. De acuerdo a las autoridades del Consejo Nacional Electoral, CNE, el Plan República, los actores de los partidos políticos y funcionarios del CNE, ya se encuentran instalados el 100% de los centros de votación en la población indígena.

Sin embargo, la dirigencia indígena presenta reacciones sobre el proceso de votación que se lleva a cabo este 21 de noviembre. Igual como los procesos anteriores, denuncian presuntos delitos electorales en los centros de votación instalados en los caseríos waraos. Un elector warao que prefirió reservar su nombre aseguró que se repite los mismos vicios de los procesos electorales anteriores.

Señala secuestro de cédulas de identidad por parte de los activistas del gobierno de turno, manipulación y amenaza a los trabajadores de nóminas municipales, regionales y nacionales. Asimismo, denuncia el voto asistido obligatorio para tener acceso al combo alimenticio y unos litros de gasolina que desplegó el gobierno unos días ante de las elecciones.

Betulio González, elector warao de la parroquia Manuel Renauld, señaló para Kapé Kapé el ventajismo por parte del sector oficial en las comunidades waraos. El indígena asegura que actores políticos secuestran la elección del warao “el indígena no vota, vota por él” señala González.

De igual forma, Jesús Jiménez, de la organización indígena conocida como Osibu, señaló la persistencia de la coacción a los electores waraos a la hora de realizar su voto. Juan Simon Beria, exconcejal del municipio Antonio Díaz, asegura que en los centros de votación ubicados en zonas geográficas de difícil acceso se vulneran las normas electorales como la prohibición de testigos de mesas de las organizaciones políticas no afines al Psuv.

No obstante, se pudo comprobar fuerte despliegue de los activistas y actores de los partidos no oficiales en los centros de votación con mayor población electoral.

Curiapo, la capital del municipio Antonio Díaz, San Francisco de Guayo, Araguaimujo, Winikina, Nabas anuka y Bonoina son los centros que aglutinan aproximadamente 20 mil electores y han sido en los últimos 20 años la zona electoral que pone y define el ganador.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated