COMUNICADO: La inhumana realidad de los derechos humanos de los indígenas

Los pueblos indígenas han sobrevivido a años de una larga historia de exclusión y discriminación que se ha convertido en una vulneración estructural y sistemática de sus derechos humanos, en especial de sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

Datos mundiales dan cuenta de la desproporción de las condiciones de pobreza y pobreza extrema en que viven los indígenas con relación a la población no indígena. De acuerdo con cifras del Banco Mundial, el porcentaje de la población indígena en situación de pobreza extrema en los países de América Latina triplica al de la población no indígena.

Evidentemente, los pueblos indígenas de Venezuela no escapan de esta realidad. Las investigaciones de campo de Kapé Kapé han dado muestra de que en los últimos años las condiciones de vida y acceso a los derechos en las comunidades indígenas de Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro son cada vez más precarias.

El fenómeno migratorio que ha tenido lugar en Venezuela en las dos últimas décadas, sin duda ha sido una de las manifestaciones más evidentes de la crisis económica, política y social del país en los últimos tiempos,  este fenómeno además ha marcado un hito sin precedentes en cuanto a desplazamientos humanos en el mundo y los habitantes de las comunidades indígenas han venido participando de manera creciente en esta ola migratoria, en la búsqueda desesperada de las condiciones de vida que no encuentran en sus territorios.

Según datos del Monitoreo de Seguridad Alimentaria que viene realizando Kapé Kapé a lo largo de este año, para el mes de noviembre, el 93,7 % de las familias de las comunidades indígenas de los estados Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro, presentó inseguridad alimentaria.

Más de 9 de cada 10 hogares, presentan algún nivel de inseguridad alimentaria y 2 de cada 3 hogares se encuentran en situación de inseguridad alimentaria moderada y severa.

A la luz de estos resultados, Kapé Kapé quiere insistir en que la inseguridad alimentaria es más que solamente hambre. Es un factor que afecta la salud y el bienestar, con consecuencias potencialmente negativas para la salud mental, social y física.

Durante 2021, Kapé Kapé levantó un informe sobre las condiciones de indígenas que se encuentran privados de libertad, donde se encontraron una serie de vulneraciones relacionadas directamente con la condición de indígenas.

Entre ellas que, el 82% de los entrevistados consideró que no se respetó su condición de indígena durante su proceso legal, más específicamente, sobre su derecho a tener un intérprete en su idioma, 53% de los indígenas que no hablan español, afirmaron que no tuvieron acceso a la facilitación de uno, tal y como lo manda la ley.

De igual manera, el 86% de los indígenas recluidos entrevistados para el estudio no ha recibido atención del defensor del pueblo, o el delegado de asuntos indígenas. Este resulta un dato comprometedor puesto que la función de la Defensoría del Pueblo es esencialmente velar por la promoción, el ejercicio y la divulgación de los Derechos Humanos, especialmente de poblaciones en riesgo de vulnerabilidad, como los indígenas.

A la luz de estos hallazgos que son sólo parte de las condiciones de vulneración en las que viven los pueblos y comunidades indígenas de Venezuela, Kapé Kapé pide al Estado garantizar la seguridad de los pueblos indígenas con reconocimiento de sus derechos fundamentales, propios y vitales en resguardo de su identidad cultural como pueblos.

De igual manera, consideramos las siguientes recomendaciones para mejorar la atención a esta población vulnerable.

  1. Frente al fenómeno migratorio en las comunidades indígenas es necesario incentivar y reactivar las oportunidades de empleo y sostenibilidad en estas comunidades, considerando que el desempleo representa la primera causa de migración, según los datos arrojados en el estudio, especialmente en los jóvenes. Para ello es necesario realizar estudios de las necesidades comunitarias, así como de quehaceres tradicionales, generando a partir de esa formación en oficios y tareas, trabajos que no sólo puedan mitigar el desempleo en jóvenes y adultos, sino que contribuyan además a mejorar las condiciones del entorno, generando adicionalmente mayor capacidad de autogestión y liderazgo ante los problemas.
  2. Disminuir el impacto negativo y la severidad que los factores tienen sobre las dimensiones de la seguridad alimentaria en el acceso, la disponibilidad, la utilización y la estabilidad de las anteriores, demanda la implementación de políticas articuladas que aseguren el vulnerado derecho a la salud y la alimentación y que garanticen prioritariamente la seguridad alimentaria. En este sentido, se requiere de un enfoque integral, que incorpore a los distintos sectores responsables de garantizar la alimentación, la seguridad alimentaria y la salud de la población.
  3. Promocionar la atención integral para los indígenas, a partir de actividades de capacitación, a los efectos de que las autoridades involucradas en asuntos relacionados con las personas indígenas en reclusión se sensibilicen y se consolide la cultura y plena observancia del respeto de los derechos humanos en el cumplimiento de sus atribuciones.
  4. Incorporación de profesionales con credenciales universitarias y experticia en el tema indígena, incluidos intérpretes de los diversos idiomas indígenas.

La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated

Kapé Kapé continúa apoyando el deporte en el Delta

Armando Obdola, presidente de la Asociación Civil Kapé Kapé acompañó a organismos de la alcaldía de Tucupita y la gobernación del estado Delta Amacuro en la inauguración de la copa “Loa Tamaronis” de fútbol de salón. La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más […]