“Creemos en la vida y respetamos al Pueblo Yanomami” reza la nueva declaración del gobernador de Amazonas

A 17 días de su último y único pronunciamiento, el gobernador de Amazonas habló nuevamente sobre la muerte de 4 indígenas yanomami.

Mientras diversas organizaciones nacionales e internacionales, así como instituciones públicas se han venido pronunciando sobre el tema, finalmente este 7 de abril el Gobernador Miguel Rodríguez se refirió al tema indicando que pasó 8 días en territorio yanomami, acompañando las exigencias de la comunidad.

“Creemos en la vida y respetamos al Pueblo Yanomami, tanto que acompañamos a sus líderes hasta las máximas instancias del Gobierno Nacional, para que pudieran ser escuchados y de ahí nos fuimos directo a Parima B, donde estuve 8 días haciendo grandes esfuerzos para que estos lamentables hechos, que le dieron la vuelta al mundo, no se repitan nunca más”, escribió en su cuenta de Facebook, donde también presentó varias fotos de su estadía en la zona.

Un reclamo por un equipo de internet fue el detonando suficiente para que funcionarios militares accionaran sus armas contra 4 indígenas yanomami de la comunidad Parima B el pasado 20 de marzo.

Por el caso están en curso investigaciones y un grupo de indígenas y militares recibiendo atención médica.

Olnar Ortiz, coordinador de Foro Penal en Amazonas, denunció en sus redes sociales el traslado hacia Caracas del adolescente yanomami que permanecía ingresado en el Hospital José Gregoria Hernández de Puerto Ayacucho.

El activista resaltó que el menor de edad es testigo clave en el caso y que su traslado debió haber sido notificado al Ministerio Público de la entidad.

LEA TAMBIÉN      Organización warao exige justicia por el caso de los 4 yanomamis asesinados en Amazonas

Siguen los pronunciamientos

Amnistía Internacional se pronunció este 6 de abril a propósito del paradero del joven de 16 años.

“Amnistía Internacional hace un llamado a las autoridades venezolanas con relación al paradero de dos jóvenes indígenas Yanomami, que habrían sido trasladados a un lugar desconocido después de haber presenciado hechos violentos en la comandancia de la aviación de la localidad Yanomami “Parima B” del estado Amazonas, al sur de Venezuela. Tal situación podría constituir desaparición forzada. Uno de estos jóvenes tiene 16 años de edad”, dice parte del comunicado de la organización.

Amnistía también hizo referencia a la investigación del caso, solicitando la exclusión de instancias militares de la misma.

“Amnistía Internacional solicita que los mismos sean investigados de manera pronta, imparcial y efectiva por una autoridad civil – con exclusión de toda autoridad militar, y se tenga especialmente en consideración el respeto y apreciación de la cultura y costumbres del pueblo indígena”.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated