Indígenas de San Luis de Morichal siguen siendo víctimas de atropellos de efectivos militares

Ciudadanos de origen indígena siguen siendo víctimas de atropellos y abusos de autoridad por parte de funcionarios militares y policiales, en acciones que ocurren por lo general en puntos de control, denominados PAC -Puntos de Atención al Ciudadano.

Víctimas que pidieron resguardo de su identidad contaron que son registrados de pie a cabeza, obligándolas incluso a despojarse de la ropa, aparentemente en búsqueda de oro o dinero.

De hallar el metal aurífero entre las pertenecías, son sometidos a extorsión, humillación y amenazas de enviarlas por ante la Fiscalía, institución que ordena la incautación del oro, y por tanto perderían el material, ante lo cual la víctima termina cediendo a las solicitudes de sobornos.

Marcos Cabrera, indígena pemón nativo y residente en la Comunidad de San Luís de Morichal, asegura que fue interceptado sin motivo alguno y sometido en dos ocasiones a abuso de autoridad y atropello por parte de efectivos militares del Ejército.

De acuerdo a lo manifestado por la víctima, el 5 de febrero del presente año, estando de compras en una bodega en el campamento minero El Chivao, fue abordado sorpresivamente por varios soldados destacados en el puesto de control que funciona desde el año 2017, sin mediar palabras lo rodearon, le conminaron a quedarse parado, mientras le apuntaban con fusiles y tocaban partes del cuerpo y revisaban un morral que llevaba en la espalda.

Luego, el 2 de abril del presente año, también en un local del campamento El Chivao, en otra acción abusiva, fue rodeado por varios funcionarios encabezados por el jefe del puesto de control, de quien desconoce la identidad, apuntándolo con fusiles, procediendo de manera atropellada a tocar partes del cuerpo y registrar el bolso que portaba.

A la pregunta del por qué era sometido por la fuerza, el jefe militar no le respondió. Indicó que en las dos ocasiones no opuso resistencia ante la acción por cuanto que no estaba haciendo nada irregular. Señaló que formuló la denuncia al capitán de la comunidad, quien le indicó que tomaría las acciones pertinentes.

En agosto del año 2017 ante la solicitud de protección y seguridad hecha por la comunidad pemón de San Luís de Morichal, el Comando de la Región Estratégica de Defensa Integral Guayana- REDI- colocó un puesto de control en la comunidad, después de que un grupo armado conocido en la zona de El Dorado irrumpiera en la comunidad con la intención de controlar la parte alta del río Chicanan, que pertenece a tierras colectivas e instalar puntos de control, llamados “bases”, con el fin de permitir la invasión de mineros ilegales y controlar la producción de oro.

La víctima del atropello considera que el cuerpo militar, lejos de proteger al indígena, los atropella constantemente, además de irrespetar a la autoridad indígena, la organización propia de la comunidad, mientras siguen cometiendo irregularidades, entre otras, extorsión a mineros, movilización con los fusiles de reglamento sin uniforme por los campamentos mineros, incluso aliándose a grupos armados que operan cerca de la comunidad.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated