El Delta del Orinoco padece un cambio acelerado por el calentamiento global

Los canales naturales de ríos desaparecen, las aguas salinizadas penetran con mayor profundidad hasta los afluentes del Orinoco, las inundaciones son más caudalosas y se acentúan las migraciones.

El cambio climático como consecuencia del recalentamiento de la tierra, genera cambios acelerados en los ecosistemas del Delta del Orinoco que comprenden las zonas bajas y anegadizas del estado Delta Amacuro.

El fenómeno climático que afecta al globo terráqueo genera una nueva ingeniería en los últimos 30 años en los humedales y en los nichos de al menos 5.000 especies biológicas comprobadas en la entidad.

Orlando Silva, indígena warao habitante de la comunidad de las Culebritas, caserío warao asentado en el municipio Pedernales a unos 40 kilómetros de las costas marinas, asegura la invasión de agua salada hasta su comunidad. Ante esta situación invernal, su población tiene dos opciones: migrar de la zona o buscar selva adentro agua dulce en las raíces de los morichales y manglares.

LEA TAMBIÉN    Pronostican que en 2022 habrá una nueva gran crecida del río en el bajo Delta

Asimismo, las autoridades de salud en el municipio Pedernales han confirmado en reiteradas ocasiones la presencia de plagas invasoras como la mariposa peluda que afecta y ataca a la población en meses estacionarios.

De acuerdo con las estimaciones de los indígenas moradores de la región, son diversos los impactos negativos que inciden en la desaparición de algunas poblaciones biológicas en la región.

Mauricio Marquina, aldeano de los caños del Delta del Orinoco, asegura la desaparición de algunas especies comunes del Orinoco ante las adversidades del cambio climático.

“El manatí, el tigre mariposa y el terecay de aguas dulces debilitan su presencia en las aguas del Orinoco”. De acuerdo a los moradores, la caza indiscriminada y el acoso constante de los mismos habitantes de la zona disminuye la presencia de los animales que migran a otras zonas.

Para los habitantes del Delta medio, el cambio de las estaciones es un factor de zozobra. Para Justo Ramos, warao sexagenario, en los últimos 20 años ya no se distingue los días de verano e invierno. “Todo el año llueve y esta situación es signo de una inundación impredecible, ya comienza la crecida del Orinoco y lo más probable que tengamos una gran inundación del Orinoco este año” asevera.

Para la población del Delta medio, con un aproximado de 15.000 habitantes, pensar en la crecida natural del Orinoco que alcanza su nivel máximo en los meses de julio y agosto genera pánico y zozobra por las recientes inundaciones de magnitudes generadas en los últimos 20 años.

De acuerdo a la ONG Clima 21, Es necesaria una mayor conciencia de la sociedad actual frente al recalentamiento de la tierra por las proyecciones nada favorable del impacto climático para el Delta del Orinoco en las próximas cinco décadas “dentro de 30 a 50 años, el 30% del Delta Amacuro estará bajo las aguas marinas” concluye.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated