COIBA repudia ataque a punto de control indígena en Amazonas

El sábado 23 de abril,  1 indígena resultó herido por arma de fuego en el río Orinoco en el punto de control indígena Súpiro, del municipio Atabapo, del estado Amazonas, cuando impedía el avance hasta las minas del Yapacana de una embarcación colombiana que quería evadir el punto de control. Versiones extraoficiales afirman que la cifra total de heridos es de 3.

Una comisión del destacamento 632 de la Guardia Nacional Bolivariana, salió para el eje fluvial Orinoco al punto de control Súpiro luego de que habitantes de San Fernando de Atabapo, capital del municipio, protestaran frente al comando exigiendo el traslado de efectivos militares al sitio.

Al respecto Roberto Yavinape, coordinador general de la Confederación indígena Bolivariana de Amazonas, COIBA, por sus siglas, se manifestó expresando la posición de esta organización.

“Desde la Confederación Indígena Bolivariana de Amazonas rechazamos rotundamente todos los casos de violaciones de derechos que vienen viviendo nuestros pueblos indígenas en los diferentes municipios del estado indígena de Amazonas, primeramente caso tan triste y lamentable lo sucedido el 20 de marzo en el municipio Alto Orinoco, en la comunidad de Parima B, con nuestro hermanos Yanomami que se suscitó un enfrentamiento entre militares y pobladores de esa comunidad, donde perdieron la vida cuatro hermanos Yanomami, más tres heridos y que hasta ahora pues no hemos tenido respuestas, y se ha mantenido en silencio todo el procedimiento judicial. En segundo lugar, hemos tenido algunas informaciones y denuncias que han llegado desde el interior del estado, del mismo municipio Alto Orinoco, sobre asesinatos de jóvenes que han venido también suscitando producto de enfrentamientos entre familias, entre comunidades, por consecuencia de la práctica de la minería ilegal, y por supuesto que en el día sábado 23 de abril, se suscitó otro caso lamentable entre indígenas que cumplían funciones de control y de seguridad de los barcos o embarcaciones que circulan por el Alto Orinoco y el municipio Atabapo, donde grupos irregulares o personas foráneas soltaron disparos contra estos hermanos indígenas en el sitio llamado Súpiro (…).

No nos sentimos contentos por esto que se está viviendo en nuestro querido estado indígena de Amazonas, estamos muy preocupados, estamos muy tristes y a la vez pues le pedimos al gobierno nacional que se pronuncie con respecto al primer caso mencionado, la masacre del pueblo Yanomami, en su tercera masacre que hasta ahora ha quedado impune, y solicitamos que el procedimiento judicial, se acelere en cuanto a la investigación, en cuanto a profundizar, con todo lo que se debe hacer para que todos estos casos no queden impunes y que paguen, y que se busquen los responsables directos, porque nuestro estado Amazonas se está convirtiendo en un estado con puntos rojos que para nosotros pudiera llevarse a una guerra(…).

 Estamos siendo masacrados. Desde aquí, desde la Confederación Indígena Bolivariana de Amazonas, pues le damos un fuerte saludo al pueblo indígena de Atabapo, que tuvo pues esa fuerza de enfrentar, esa fuerza de decidir, esa fuerza de hacerse respetar, igual que el pueblo Yanomami, igual que el pueblo Yekuana y todos los demás pueblos que en este momento pues estamos pues al frente de este movimiento, de este cambio. Y de estas situaciones que nunca hemos esperado vivir en nuestra querida tierra de Amazonas, tierra milenaria”.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated