Comunidades indígenas del alto Paragua presentan dificultades para hacer cumplir las sanciones acordadas por la jurisdicción especial

La organización y empoderamiento de los pueblos como elementos protectores de la cultura e identidad han dejado ejemplos poderosos a lo largo de la historia de la defensa de los derechos y luchas de los pueblos y comunidades indígenas.

La Jurisdicción Especial Indígena es un espacio de aplicación de justicia, que le da facultad a los pueblos indígenas de hacer valer derechos propios, y además de estar reconocida en la Constitución, también lo está por la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, y en el Convenio 169 de la OIT.

La implementación de la Jurisdicción Especial Indígena ha estado enlutada por la falta de reconocimiento y respeto de la autoridad de las organizaciones indígenas.

Pedro Lezama, autoridad legítima, capitán de la comunidad pemón de Musukpa, del municipio Bolivariano Angostura, manifestó las dificultades que presentan los capitanes comunitarios para ejecutar las decisiones que toman para sancionar delitos cometidos por integrantes de las comunidades.

El líder de esta comunidad indígena del estado Bolívar, relató que las personas sancionadas por delitos graves incumplen deliberadamente las sanciones impuestas por los capitanes, lo cual incide negativamente en la credibilidad en la aplicación de la justicia propia, como lo establece la Ley Orgánica de Pueblos y Comunidades Indígena, vigente desde el año 2005.

Refirió el caso de tres personas imputadas y privadas de libertad el año 2019, mediante una decisión acordada por las autoridades legítimas, por el delito de homicidio agravado, en la que aparecen tres personas como víctimas del hecho. Además de cumplir medida de reclusión en sitios determinados, los privados de libertad deben cumplir trabajos comunitarios en las comunidades, no obstante, han incumplido la decisión en una clara actitud de desacato a la autoridad.

Guardianes territoriales indígenas denuncias intrusión de grupos armados y de minería ilegal en sus comunidades

Esta situación coloca en una disyuntiva a los capitanes por cuanto que mientras se buscan mecanismos y vías distintas al encarcelamiento en centros penitenciarios, con el fin de resguardar la integridad física y la vida de las personas, teniendo en cuenta que en esos espacios se violan los derechos humanos, se estaría presentando una situación irregular, porque las personas procesadas por la jurisdicción especial indígena irrespetan este modo de aplicación de la justicia.

Ante esta circunstancia, el dirigente indígena solicitó apoyo de las instituciones oficiales, organizaciones y autoridades indígenas en orientación y asesoramiento en materia de derechos indígenas, específicamente en el tema de la jurisdicción especial indígena y la jurisdicción ordinaria, señalando que se deben fortalecer y proteger las instituciones propias de los pueblos indígenas reconocidas por el Estado venezolano.


La Asociación Kapé Kapé ha orientado su trabajo de campo en la identificación y abordaje de las necesidades más urgentes de los pueblos indígenas Venezolanos. Necesitamos tu ayuda, considera hacer un donativo, con ello contribuirás a la ampliación de nuestra organización.

Releated